Serie Mujer Virtuosa, Proverbios 31; 10-31

       A medida que vamos avanzando en la enseñanza y en este último tema como conclusión, aprendimos las cualidades que debemos tener, como embajadores del Reino de Dios, en nuestro diario vivir, así como reflejar el carácter de Cristo en nuestras vidas.      

        A través de esta serie, hemos visto como cada cualidad de esta excelente mujer es dada por Dios, por su gracia reflejada en su vida, como su comportamiento, su bondad, hace que su hogar brille, hace que se vea la gloria de Dios reflejada en su carácter.

        Esta valiosa mujer, como hemos visto, posee muchas cualidades, es fiel y confiable, es excelente y, por lo tanto, virtuosa. En esta ocasión veremos como la diligencia, la fuerza, el servicio y el orden, heredados del carácter de Cristo, van formando parte de esta valiosa mujer. 

    Como veníamos viendo en el anterior artículo, la mujer virtuosa es excelente, sin embargo, esta mujer también sufre, tiene sus luchas y debilidades, afortunadamente, su corazón está confiando en Su Creador, pues como dice Proverbios 16: 20: “El entendido en la palabra hallará el bien, y el que confía en Jehová es bienaventurado”.

      La mujer de Proverbios 31:10 – 31 posee muchas cualidades que iremos nombrando una a una, en esta ocasión, se resalta lo valiosa que es la mujer, sus virtudes, de manera general y que nosotras, a medida que vamos creciendo en ese entendimiento y sabiduría, provista por Dios, reflejemos eso en nuestro carácter, que sea un carácter piadoso, digno de una mujer valiosa, de una mujer que se esmera por servirle a Dios, su Señor.

Abrir chat
Bendiciones, ¿en que te podemos servir?