Obispo Fundador Iglesia Anglicana Ortodoxa

Muy Reverendo James Parker Dees, Fue el fundador y primer Obispo de la Iglesia Anglicana Ortodoxa y de la Comunión Mundial Anglicana Ortodoxa. Dees nació en Greenville, Carolina del Norte el 30 de diciembre de 1915, hijo de James Earle Dees y Margaret Burgwein (Parker) Dees. Se graduó en 1938 de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill con una Licenciatura en Ciencias Políticas y Economía, luego tomó un año de estudios de Postgrado en relaciones internacionales.

Desde 1939 hasta 1942, trabajó para la Atlantic Coast Line Railroad en Greenville, Carolina del Norte. Durante dos años después de la segunda guerra mundial, fue solista barítono con la Compañía de Ópera de New York. Luego estudió en el Seminario Teológico de Virginia de la Iglesia Episcopal Protestante

para su licenciatura en Divinidad, graduándose en 1949. Fue ordenado Diacono en la Iglesia Episcopal el 29 de Junio de 1949; y como Sacerdote por Thomas Henry Wright, Obispo de Carolina del Este, en la Iglesia de la Santa Cruz, en Aurora, Carolina del Norte, el 19 de Enero de 1950. Como miembro de la Diócesis de Carolina del Norte sirvió en cargos en Aurora, Beaufort y Statesville. Sus preocupaciones sobre el avance del liberalismo y el modernismo lo llevaron a retirarse de la denominación en 1963. Carl McIntire desanimó a Dees de unirse a la Iglesia Episcopal Reformada debido a su asociación con grupos que eran percibidos como neo-evangélicos. Se tomó la decisión de formar una nueva jurisdicción. Dees fundó la Iglesia Anglicana Ortodoxa el 16 de Noviembre de 1963, de esta manera representaron el primer cuerpo religioso en retirarse de la PECUSA (Protestant Episcopal Church USA) en la era moderna. El Domingo de Pasión, 15 de marzo de 1964, Dees fue consagrado Obispo por Wasyl Sawyna de la Iglesia Ortodoxa Autocefálica Ucraniana de América del Norte y del Sur, asistido por Orlando Jacques Woodward, Obispo de la sucesión Católica Antigua.

Dees recibió el título de Doctor Honoris Causa en Divinidad de la Universidad Bob Jones en 1965.

En 1967, Dees fundó la Comunión Mundial Anglicana Ortodoxa con el propósito de brindar cobertura a las Iglesias en el extranjero, y poco después Khurshid Alam, un Obispo de Pakistán, y V. J. Stephen, un Obispo del sur de la India afiliados a la Comunión, reconocieron a Dees como Metropolitano. Nuevas iglesias nacionales en Kenia, Madagastar y Gran Bretaña siguieron rápidamente.

Dees murió durante una cirugía cardiaca el 25 de diciembre de 1990. El actual Obispo Presidente es el Muy Reverendo Obispo Jerry L. Ogles. Hasta nuestros días la Iglesia Anglicana Ortodoxa sostiene y defiende los verdaderos principios del anglicanismo que son a saber:

  • La fe Bíblica.
  • El Libro de Oración Común de 1928.
  • Los Treinta y Nueve Artículos de la Religión.
  • Las Homilías.
  • Las doctrinas de los Reformadores Anglicanos.
  • La moral bíblica.

Además, la Iglesia Anglicana Ortodoxa trabaja en la construcción de una América Cristiana al exponer el mal y predicar el evangelio.

¿Por qué fue necesario establecer a la Iglesia Anglicana Ortodoxa? El auge y avance del liberalismo en las principales denominaciones cristianas trajeron como consecuencia un abandono gradual de la Palabra de Dios, de tal forma que el Reverendísimo James Parker Dees, quien era Sacerdote, y otros que pudieron ver que la Iglesia Episcopal estaba repudiando rápidamente sus fundamentos decidieron aferrarse a la Sagrada Escritura aunque esto les representaran separarse de la iglesia en que habían nacido y crecido. Ellos querían conservar las tradiciones anglicanas que estuvieron en poder de la Iglesia Episcopal hasta esos últimos años. Los miembros fundadores capacitaron a su gente en la Biblia, los 39 Artículos de la Religión y el Libro de Oración Común. Todas estas iglesias continúan siendo miembros de la Comunión Mundial bajo el apoyo de la Iglesia Anglicana Ortodoxa con sede internacional en Statesville, Carolina del Norte. U.S.A.

La Iglesia Anglicana Ortodoxa enfoca la adoración en Dios como Él lo ha mandado. La Biblia deja en claro que los individuos no pueden presentarse ante Dios por derecho propio, debido a la naturaleza pecaminosa de los hombres que lo han desobedecido.

La Biblia también deja en claro que Dios ha forjado en la historia un gran programa de salvación mediante el cual los pecadores son perdonados y vueltos a una nueva comunión con Él. Ese programa se centra en la obra de Jesús, el Hijo de Dios, quien nació de la virgen María para llegar a convertirse en nuestro representante ante Dios viviendo para nosotros y llevando en su muerte el castigo por nuestro pecado.

Jesús declaró: “Nadie viene al Padre sino por mí”.   

Abrir chat
Bendiciones, ¿en que te podemos servir?