La tentación de Cristo Sermón IV

“Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.” Mateo 4:5-6

Aquí está la respuesta de Cristo a la tentación, donde dos cosas son observables…

Primero, Cristo respondió.

Segundo, lo que Cristo respondió.

Primero, Cristo respondió. Cristo respondió más para convencer y confundir a este viejo engañador, para que no pensara que ignoraba sus artimañas, o que se encontraba pasmado en medio de este conflicto. También lo hizo para instruirnos sobre qué hacer cuando Satanás renueva sus asaltos contra nosotros, para que aprendamos a mantener nuestra defensa arriba, para no soltar nuestro soporte seguro que son las Escrituras.

Segundo, lo que Él respondió. “Escrito está”, etc. Sin embargo, no habría sido más satisfactorio haber dicho ¿Me es suficientemente manifiesto que soy el Hijo de Dios, que Él cuida de mí y que no es propio de los hijos de Dios correr sobre precipicios?

 

Deja un comentario

Abrir chat
Bendiciones, ¿en que te podemos servir?